Paestarporaqui.com
 
     
 
     
 
 
 
Chistes cortos y buenos y graciososPagina de internet dedicada solo a los chistes, chistes cortos seleccionados buenos y graciosos organizados por categorías, aquí tienes las categorías mas buscadas de internet, cortos, de amigos, de borrachos, de colmos, de cuernos y cornudos, de farmacias y de médicos, de Jaimito, de ladrones, de Lepe, de locos, chistes buenos, de mamá mama, cortos y variados de todos los temas para leer, sonreír y para después contar a los amigos y amigas, miles de chistes graciosos para entretenerse y alejarse del aburrimiento y la apatía diarios, aqui encontrarás todos los chistes que necesitas, una buena selección de los mejores y mas sanos de toda la web.
 
 
Chistes cortos Chistes de ladrones
Chistes de amigos Chistes de Lepe
Chistes de borrachos Chistes de locos
Chistes de colmos Chistes de mamá...
Chistes de cornudos Chistes de médicos
Chistes de farmacias Chistes variados
Chistes de Jaimito Contacto
 
 
Un chiste es una serie de palabras o pequeña historia hablada o escrita con la intención de hacer reír al receptor. Suelen tener fines humorísticos. Se dice que hay chistes buenos y chistes malos, dependiendo del efecto final causado, a veces esto es influenciado por cómo se presenta el chiste, o sea, sobre todo depende también de cómo se cuentan los chistes.  
 
 
 
- Dos señores en un ascensor: Oiga, ¿Se tiro usted un pedo? ¡Pues claro! ¿Qué cree, que siempre huelo así?
 
- Dos y media de la mañana. Suena el teléfono. Contesta el padre de familia medio sonámbulo. Si, dígame. ¿La familia Silva?
No, so imbecil, la familia duerme.
 
- Era un tío tan guarro, tan guarro, que se lavó las manos y se encontró un reloj.
 
- Un anciano a su odontólogo: Vengo a que me saque los dientes… Pero señor, si usted no tiene dientes. Por eso doctor; acabo de tragármelos.
 
- Mamá, mamá... Anda, llévame al circo.
- No, hijo, si te quieren ver que vengan a casa y paguen.
 
- Una pareja de recién casados se van de viaje de novios.
El marido acaba de sacarse el carnet, pero sin embargo va bajando por una montaña a una velocidad impresionante.
La mujer está asustadísima, y le dice: ¡Mariano, corre menos, que cada vez que tomas una curva tengo que cerrar los ojos de puro miedo! Ah, ¿tú también?